Arantza ha realizado su campo de voluntariado en Basida, una  Asociación de carácter benéfico y asistencial, sin ánimo de lucro y Declarada de Utilidad Pública. Su objetivo general es la atención a personas necesitadas desde un punto de vista biopsicosocial. En la actualidad, es un referente social en el ámbito del VIH y ya cuenta con 3 Casas de Acogida en los municipios de Aranjuez, Manzanares y Navahondilla.

Este proyecto nace en 1989 con un claro objetivo: dar respuesta al grave roblema socio-sanitario que la enfermedad del SIDA planteó a nivel mundial desde su aparición, a principio de los años 80. El aumento progresivo del número de infecciones, la ausencia de tratamientos para los infectados, así como la exclusión social que estos sufrían, fueron el germen de esta asociación.

En 1990, Basida pone en funcionamiento en Aranjuez la mayor Casa de Acogida para enfermos de SIDA de España, con una capacidad de 35 plazas y con el objetivo deofrecer atención a aquellas personas que en ba-orangepeel-1024x729esos momentos eran los más desfavorecidos de la sociedad: enfermos de sida y drogodependientes.

Más adelante, en 1995, la Asociación continuó ampliando su terreno de actuación y puso en marcha una nueva Casa en Manzanares (Ciudad Real) con 18 plazas; y en 1996 la Residencia Hospitalaria para enfermos terminales en Navahondilla (Ávila) con 28 plazas.

Basida se ha convertido en una asociación clave en el tratamiento y abordaje sanitario y social de la enfermedad. En definitiva, pretende ofrecer un hogar y ayuda a aquellas personas que precisen de ella para mejorar su calidad de vida. Formada por un gran grupo de voluntarios, Basida es la voz abanderada de este colectivo desfavorecido que cultiva la conciencia social desde el trabajo diario.

La coordinadora de nuestro campo Basida Navahondilla, Arantza nos cuenta porqué es un proyecto tan importante:

“La mayoría de la gente que pasa por Basida se marcha pensando en volver. Un campo de trabajo en Basida es intenso: lloras, ríes, estás feliz, triste… ¡son tantas las emociones por la que pasamos en dos semanas!”

“En Septiembre vuelvo unos días porque no os hacéis una idea de lo que les echo de menos”, escribe la coordinadora de nuestro campo Basida Manzanares que se ha desarrollado durante la primera quincena de agosto.  Todos los voluntarios han estado muy unidos entre ellos y los residentes. Según nos cuentan, pasaban todo el día juntos escuchando sus historias y aprendiendo de todos ellos. “Nos han dado las gracias mil millones de veces por ir, pero pienso que no son conscientes de lo que han hecho ellos por nosotros. A mí personalmente me han hecho ser feliz, sentirme más humana y sobre todo sentir que estoy viva.”

Es evidente el buen trabajo y la capacidad de crear equipo de esta ONG. Año tras año, desde SCI Madrid nos damos cuenta de la importancia de su labor social.El último día hicimos una gala final con bailes y concursos. Nos encantó la participación y motivación que mostraron todos ellos ¡El campo ha sido una experiencia inolvidable! El verano que viene me encantaría volver a coordinar un campo.

La motivación y ganas de volver de todos nuestros voluntarios es evidente y a nosotros nos anima campo de voluntariado SCI en Basidaa seguir tranajando en este proyecto.

Desde Basida, reivindica la necesidad e seguir concienciando a la sociedad en este asunto ya que se trata de un problema de todos en el que la única solución pasa por la información y educación.  La ayuda de peronas como nuestros voluntarios es un gran paso hacia adelante en este camino.

En esta sección queremos presentaros a una de las asociaciones con las que habitualmente colaboramos  para avanzar juntos en un proyecto.

 

Arantza.


La mayoría de la gente que pasa por Basida se marcha pensando en volver. Sé de voluntarios del campo de trabajo del año pasado que han vuelto y de otros que esperan hacerlo pronto, incluidas las chicas de este año y yo misma.

Un campo de trabajo en Basida es especial, intenso: lloras, ríes, estás feliz , triste… son tantas las emociones por la que pasamos en dos semanas!
El último día organizamos una Gymkana Pirata. Durante una semana preparamos juegos y disfraces, nos faltaron unas horas de sueño y descanso pero mereció la pena.

Todos en la casa lo pasamos genial y la búsqueda del tesoro acabó al encontrar nuestra pancarta con el mensaje de agradecimiento; Basida siempre en nuestro corazón!

Arantza, coordinadora de campo de voluntariado en España, 2015

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies